Reflexiones

Vestite bien

¿Alguna vez escuchaste esta frase? ¿La dijiste? ¿La pensaste? ¿Qué significado tiene para vos?

Seguro, como yo, más de una vez la dijiste o la escuchaste… Hoy pensé en esta frase y en su carga conceptual. Desde la idea de que “nos tenemos que vestir bien para alguien”, siempre para un otro/a. Hasta la idea de pensar que hay ropas que visten “bien” y otras “mal”. 

En general, este concepto se asocia con la idea de vestirse combinado/a, con ropa de “buena calidad”, con onda, canchero/a, adecuado/a para la ocasión, formal, presentable, sin mostrar mucho pero dejando ver un poco, y podría seguir así completando todo este posteo con frases como esas.

Me gusta cuando, desde la mirada crítica, hacemos un aporte constructivo y resignificamos las palabras. 

Vive y deja vivir

Me gusta imaginar que la idea de vestirse bien evoca la idea de vestirnos con conciencia. Eligiendo ropa que, para que llegue a nuestras manos, no haya tenido que pasar por talleres clandestinos ni trabajo esclavo. Conocer su camino, saber de dónde viene. Tener la seguridad de que lo que estamos pagando es realmente lo que vale. Que todo/as las personas involucradas en el proceso, reciben a cambio, lo que les corresponde (comercio justo). 

Me gusta imaginar que la idea de vestirse bien tiene que ver con que esa prenda que me puse, estuvo pensada para ser reutilizada o para durar en el tiempo, que su material es orgánico o compostable. Que no daña el ambiente, que se usó, por ejemplo, agua de lluvia para su producción.

Vive y deja vivir

Me gusta imaginar que la idea de vestirse bien no difiere de la idea de vestirte como a vos te gusta, con la onda o impronta personal. Que la ropa sostenible puede ser canchera, linda, cómoda, “de moda”.

Me gusta imaginar que la idea de vestirse bien evoca un proceso transparente de inicio a fin, en el cual todo/as ganamos. Me gusta saber dónde va la plata que yo pago por eso, y estar contenta con su finalidad.

Me gusta imaginar que la idea de vestirse bien implica hacer el bien. 

Ayer recibí mi gorrito de Borna y no puedo estar más feliz. Pero, además, me provocó esta reflexión que les comparto. 

Borna es una empresa Argentina de indumentaria que está transitando el camino de la sostenibilidad y el triple impacto. Podés conocer su historia, y visitar su página.

Vestite bien. Conocé quién hizo tu ropa. Conocé el impacto que genera. Dale sentido a tus gastos. Dale valor a tu ropa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s