Reflexiones

10 secretos fáciles para ser más sostenible

“Cómo ser sostenible en casa en 20 puntos básicos”

“Seis gestos fáciles para comenzar a ser más sostenible”

“Sé ecológico en casa: 10 sencillos consejos para una vida sustentable”

Captura de mi pantalla

Seguramente, te sentiste atraído/a por este titular y pensaste que acá ibas a encontrar la receta mágica para vivir una vida más sostenible. O, al menos, algún consejo fácil, sencillo y rápido para incorporar hábitos sostenibles.

Pero no, lamento desilusionarte. Este tipo de titulares es muy común y de hecho tienen un nombre que no recuerdo o no puedo encontrar (si alguno/a lo sabe, le pido que me lo escriba en comentarios). Y es que funcionan, “venden”, nos atrapan. Porque justamente sirven al propósito de la vida que quieren que llevemos. Una vida de comida rápida, de soluciones fáciles y de desconexión con los procesos. Los nuestros y los de la naturaleza (que vendrían a ser lo mismo, a decir verdad).

Hace un tiempo que vengo con ganas de escribir sobre esto y, oh casualidad (o causalidad como me gusta pensar a mi), me topé con este artículo de Mariana Matija, que viene a complementar perfectamente todo lo que acá quiero plantear. Además, recomiendo que sigan su blog porque tiene mucho contenido y de muy buena calidad.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

¿Por qué somos fan de buscar respuestas simples a problemas complejos? ¿Qué nos atrae de todo eso? ¿Encontramos un beneficio real a esas respuestas? ¿Realmente podemos adoptar nuevos hábitos con esos consejos al mejor estilo fast-food?

Evidentemente no, porque sino, nadie seguiría escribiendo artículos que digan que para ser más sostenible tenés que consumir menos plástico, andar en bici, comer verdura y reciclar. Hay algo que no estamos captando. Y para mi, tiene que ver con la reducción del problema y la minimización del abordaje. Es decir, no podemos esperar cambiar hábitos que venimos acarreando desde hace años, por otros nuevos que tenemos que aprender y aprehender. Los verdaderos cambios nacen del cuestionamiento genuino. De la curiosidad que nos lleva a replantearnos eso que me hace ruido. 

Y, los cambios son incómodos. No podemos buscar lo simple en el cambio porque no está en la naturaleza del proceso. Los procesos de cambios, son exactamente eso: procesos, y como tales implican incomodarse, salir de la zona de confort, reflexionar, cuestionar, revisar paradigmas viejos, criticar la propia educación, etc. Son complejos, son abrumadores, no son fáciles, y por sobre todas las cosas, son incómodos.

Imagen de Gabriel P en Pixabay 

Muchas veces me pidieron que escriba artículos de este tipo con ideas fáciles para cambiar hábitos. Y siempre me generaron cierta resistencia, y ahora entiendo que tiene que ver con esto. Ojo, no me malinterpreten: no quiero decir que esos pequeños cambios no ayuden. Los cambios por más chicos que sea, si son genuinos y nacen de una conciencia plena, siempre son positivos. Acá critico el modelo de la inmediatez y la simplificación de lo que no puede simplificarse. 

Si lo piensan es como una trampa:

“ Cuando buscamos caminos fáciles para «cambiar el mundo» estamos cayendo exactamente en el mismo tipo de comportamiento que ha generado los problemas ambientales y sociales a los que nos estamos enfrentando.”*

Justamente es esa idea de que necesitamos todo ya, de que alguien más nos alimenta, que alguien más hace nuestra ropa, que alguien más se ocupa de cubrir todo lo que necesitamos para que, tengamos más tiempo “libre” para producir y consumir más de este tipo de productos que nos “facilitan” la vida. 

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

Es un círculo vicioso y muy atractivo, por cierto. ¿A quién no le encanta llegar tarde a su casa, abrir el freezer y solamente calentar esa comida pre elaborada que nos salva las papas? No me engaño, soy parte de ese círculo. Pero creo estar en búsqueda de mi propio círculo. Un espiral que tenga en cuenta a la naturaleza, a sus procesos y buscar que todo se integre de manera orgánica. Cuesta mucho, es difícil, es frustrante, es agotador, es desgastante y muchas, muchísimas veces, tengo ganas de tirar la toalla y conformarme con la comodidad. Pero entonces, miro a mi alrededor, veo todo lo que está pasando y veo cómo esos modelos son los que hoy están generando la extinción de especies, las guerras, la destrucción de ecosistemas, la desaparición de los bosques, la contaminación de los mares… Y no quiero eso, no quiero vivir en un mundo en donde no pueda disfrutar de lo que más feliz me hace: lo simple, la naturaleza y el compartir eso con las personas que más quiero.

Entonces, junto fuerzas, me doy unos días de descanso, y vuelvo al ruedo, a las canchas, a jugar el partido difícil pero tremendamente gratificante de vivir una vida más sostenible.

Por eso, como el artículo de Mariana me inspiró a escribir éste, lo termino sumando a sus 3 tips los míos:

Para ser más sostenible recomiendo:

1. Perder el miedo a equivocarse. Aprender del error, entender que es parte del proceso de cambio y de aprendizaje y animarse a cambiar construyendo desde las equivocaciones.

2. Actitud crítica ante todo. No dar nada por sentado, pensar qué pienso sobre cada aspecto de mi vida y cómo vivo y me desenvuelvo en la sociedad.

3. Asumir nuestra complejidad y ser tolerantes con nuestros tiempos. Valorar la tensión que produce el cambio, el ida y vuelta, la iteración. Ser pacientes y entender que los cambios no suceden de un día para otro ni salen de leer un artículo que se titula 10 secretos fáciles para ser más sostenible.

Foto propia del Río Quilpo, Córdoba, Argentina

*cita sacada del artículo de Mariana Matija: Tres tips fáciles para vivir de manera más sostenible


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s