ECO data

Economía Circular: ¿Qué es y por qué es necesaria una transición?

La economía circular es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad, y cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía,…) se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos.

Se trata de implementar una nueva economía, circular -no lineal-, basada en el principio de «cerrar el ciclo de vida» de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía.

La economía circular es la intersección de los aspectos ambientales, económicos y sociales.

El sistema lineal de nuestra economía (extracción, fabricación, utilización y eliminación) ha alcanzado sus límites. Se empieza a vislumbrar, en efecto, el agotamiento de una serie de recursos naturales y de los combustibles fósiles. Por lo tanto, la economía circular propone un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los stocks y los flujos de materiales, energía y residuos y su objetivo es la eficiencia del uso de los recursos.

 En el siglo XX, excavamos, cortamos, perforamos o cosechamos 34 veces más materiales de construcción, 27 veces más minerales, 12 veces más combustibles fósiles y 3,6 veces más biomasa que en los años anteriores.

En los últimos tiempos hemos estado escuchando mucho la necesidad de movernos hacia una economía circular como modelo para reducir los desperdicios, explotar más racionalmente los recursos y cuidar nuestro medio ambiente.

Según un informe de ONU Medio Ambiente, en el que han participado un grupo de científicos independientes, una economía circular podría reducir entre un 80 y un 99% los desechos industriales en algunos sectores y entre un 79 y un 99% de sus emisiones.

Pero ¿qué es la economía circular? Adriana Zacarías, la coordinadora regional de Eficiencia de Recursos para América Latina y el Caribe de ONU Medio Ambiente, lo explica a continuación en diálogo con Noticias ONU:

“Básicamente, sería decir que tenemos que inspirarnos en la naturaleza en donde no existe el concepto de desperdicio. Todo lo que la naturaleza genera es un insumo o alimento para otro organismo. Pensemos en el bosque, las hojas de un árbol se convierten en abono para la tierra; un animal muerto, llega otro y lo come. Todo es un flujo cerrado en lo que todo fluye”. 

Zacarías añade: “Lo que la economía circular nos dice es que es necesario cambiar la forma en la que actualmente producimos y consumimos, que está basada en una economía lineal de extracción-producción-consumo-desperdicio. Lo que queremos es pasar a una economía circular en la que tenemos que cerrar los ciclos de producción y mantener un flujo constante de recursos naturales”.

En la práctica, la economía circular se consigue mediante la reparación, el reciclaje, la reutilización y la refabricación de los productos, algo no tan nuevo como parece, ya que Zacarías recuerda cuando existían las botellas retornables y, cuando se había consumido el producto que contenían, se devolvían a las tiendas a cambio de un reembolso.

Fuentes: https://economiacircular.org/, https://news.un.org/es/interview/2018/12/1447801

ECO data

La excusa del Julio sin plástico

Ayer empezó el desafío #JulioSinPlástico o #PlasticFreeJuly en inglés.

Este movimiento nació en Australia de la mano de Rebecca Prince-Ruiz, una australiana que hace 7 años comenzó a impulsar este desafío, hoy en día es la fundadora e impulsora principal de Plastic Free July, una fundación sin fin de lucro que lucha contra la producción y consumo de plástico en el mundo.

Se que muchxs no son fan de los “día de…” o el “mes de…” porque argumentan que no debería existir 1 sólo día o mes para concientizar sobre “x” acción o problemática. Es un argumento súper válido. Pero, sin quedarnos en la crítica y avanzando hacía la crítica constructiva me parece que podemos re pensar ese argumento desde el lugar de excusa para poner el tema en boca de todxs. Y eso, solamente puede ser positivo. 

foto propia de plástico encontrado en playas de Mar del Plata, Argentina

Está claro que no es suficiente estar 1 mes sin consumir plásticos y el resto de los 11 meses del año consumir sin cuestionarnos nada. El objetivo de este desafío es lograr que repensemos nuestra relación con ese material y que podamos reemplazar el plástico por otro material más amigable con el planeta. Además, la intención es que a partir de ese cambio, se abran las puertas a otros aspectos de nuestras vidas que podemos mejorar y transformar por hábitos más sostenibles.

Leí también alguna vez algo que me pareció muy acertado que comentaban en Unplastify y es que en realidad el problema no es el plástico. Sino, nuestra relación y uso del mismo. Creo, que como muchas cosas, nada es “malo” o “bueno” en sí mismo. El problema reside en el uso y abuso que le damos, en este caso, al plástico.

En este sentido, Mariana en su blog Animal de Isla, escribe un posteo en el cual menciona este tema y nos recuerda que el plástico, es necesario y útil en muchos aspectos de nuestro día a día (por ej: esto lo estás leyendo en un dispositivo que contiene plástico). Y así, con muchas cosas.

El ki de la cuestión radica en repensar aquellos usos que son innecesarios o que podemos reemplazar. Sabemos que la producción de plástico y el uso de plásticos descartables están generando un gran impacto negativo en los ecosistemas y en la salud tanto del planeta como de la nuestra. 

foto propia de plástico encontrado en playas de Mar del Plata, Argentina

Usemos este mes para reflexionar acerca de estos aspectos. 

No hace falta que te vayas a vivir al medio de la montaña y entregues todas tus posesiones. Empezá chico, pensá en grande. Los cambios se construyen día a día, de a poco y de manera consciente. 

Te propongo que hagas una actividad de chequeo: 

Revisá los espacios de tu casa, los objetos que más usas e identificá qué está hecho de plástico y se podría reemplazar. Tomate unos minutos para pensarlo y elegirlo. Cuando te decidas, buscá en internet opciones que reemplacen ese objeto. Vas a ver cómo, esos pequeños pasos te van acercando a una vida más sostenible y lo bien que te hacen sentir.

foto propia de plástico encontrado en playas de Mar del Plata, Argentina

Para más información te dejo algunos links de referencia:

Si tenés algún otro material valioso para aportar, dejame en comentarios o escribime al mail o a las redes.


Sin categoría

¿Están de acuerdo los científicos en el concepto y las causas del cambio climático?

Si, están de acuerdo

Foto propia sacada en una caminata por la playa de Punta Mogotes, Mar del Plata

La gran mayoría de los científicos que están activos (97%), y que publican artículos periódicamente, están de acuerdo en que tanto el cambio climático como el calentamiento global son producto de las actividades humanas.

La mayoría de las principales organizaciones científicas de todo el mundo han emitido declaraciones públicas que expresan esto, incluidas las academias científicas internacionales y estadounidenses, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas y una gran cantidad de organismos científicos de renombre en todo el mundo. 

Es importante que contemos con información verdadera para poder debatir y discutir sobre los temas relacionados al ambiente, la sostenibilidad y la ecología.

Fuente: Nasa Climate Change

Para ahondar en estos temas, te dejo algunos links relevantes (están todos en inglés pero podés seleccionar la opción de traducir página en google):

Y, para complementar la data, algunos videos explicativos y charlas TED sobre cambio climático:


ECO data

Día Mundial de los Océanos

Foto propia sacada en una playa australiana

Es tanto lo que siento cuando pienso en el océano, que me cuesta sintetizar mis ideas…

En primer lugar, para mi, el mar es hogar. Crecí en Mar del Plata y cada lugar nuevo que elijo para vivir, tiene que estar cerca del agua. Siento, que si estoy lejos del mar, estoy lejos de mi casa. Tan fuerte es mi conexión con el mar que es de lo que más me gusta escribir, dibujar, fotografiar y leer. 

Es tan versátil y misterioso, que se que siempre algo nuevo me va a dar. Caudal de vida y energía

El mar me cura, me limpia. Me cobija cuando estoy mal y me susurra verdades cuando no encuentro respuestas.

Me puedo quedar horas y horas tan sólo mirándolo bailar. Me hipnotiza. Me inspira.

Me renueva. Me da una indescriptible sensación de expansión y profundidad que me hace conectar con algo más allá de lo corporal. En él trasciendo.

Foto propia probando una funda para sacar fotos en el agua

Hay muchísima información sobre la importancia que tiene para nuestras vidas y la de todos los seres vivos. Hay, también, muchísima información sobre las enormes pérdidas de biodiversidad marina que día a día se reproducen. De los corales que mueren, de las especies que se extinguen, de los glaciares que se derriten, del plástico, macro plástico, micro plástico y todos los tipos de plásticos que se les ocurra, que se mudan a las aguas del océano, PERIÓDICAMENTE.

Ya es evidente que no podemos seguir así… No conozco persona que no se sienta atraídx por el mar, o al menos, que no lo considere como una maravilla de la naturaleza.

¿Vamos a dejarlo morir?

Desde dejar de usar bolsas plásticas hasta involucrarte en alguna acción en pos del cuidado de los océanos, hay cambios para todos los gustos.

Te invito a que en este #DíaMundialDeLosOcéanos te sumes asumiendo algún compromiso, por más mínimo que sea, ayuda. 

Cuidemos el mar que es lo más lindo que existe en este mundo

¿A vos qué te produce el océano?

Foto propia desde un acantilado en Australia